Parques Nacionales, Reservas Naturales y Áreas Protegidas

La naturaleza impone su paso en la Patagonia Argentina. Sus 16 Parques Nacionales, sus innumerables reservas y áreas naturales protegidas provinciales, y los sitios declarados Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad , dan cuenta de un territorio vasto que ha sabido conservar sus riquezas. Un destino adorado por quienes disfrutan de las actividades de bajo impacto ambiental como navegar aguas totalmente cristalinas, maravillarse con el avistaje de aves, fauna y flora de la región o hacer trekking, mountain bike y cabalgar por profundos bosques, a orillas de ríos y lagos. Hoteles en armonía con el ambiente y el servicio de guías especializados para las distintas actividades, completan la propuesta de vivir la intensidad intacta de los parajes patagónicos más vírgenes.

Un milenario alerzal, con ejemplares de más de 2000 años, es el escenario de extensas caminatas en el Parque Nacional Los Alerces – Patrimonio Mundial de la Humanidad – en la provincia del Chubut, a 50 km. de la ciudad de Esquel. Este parque invita a experimentar el kayac y el floating en sus magníficos ríos y lagos. También en Chubut, en Parque Nacional Lago Puelo se practica el senderismo y el trekking rodeado de vegetación única. Allí, bajo la guía de los instructores, es posible entregarse al viento patagónico en coloridos parapentes. Sobre la costa chubutense encontramos el Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral, al que se accede desde Camarones y protege la flora y fauna de la estepa y el Mar Argentino.

La diversidad natural del Parque Nacional Lihuél Calel en la provincia de La Pampa, conforman una isla biológica llena de vida entre formaciones rocosas y valles alargados que componen un paisaje diferente y agreste. Allí se puede observar antiguas manifestaciones de arte rupestre y disfrutar las grandes extensiones de la tierra pampeana a través de la práctica del mountain bike.

El Parque Nacional Monte León es un lugar privilegiado para el avistaje de fauna marina en la provincia de Santa Cruz. Sus bellos acantilados de cara al océano Atlántico son un escenario único para observar colonias de cormoranes imperiales, grises y roqueros, pingüinos magallánicos y leones marinos.

El Parque Nacional Los Glaciares alberga los más imponentes glaciares. Se puede llegar a ellos en distintas embarcaciones y realizar caminatas o bien escalarlos. Se destaca en esta zona la posibilidad de avistar majestuosos cóndores. Entre lagos y montañas, alejado de los principales centros turísticos de la provincia, el Parque Nacional Perito Moreno ofrece inmejorables condiciones para el avistaje: desde cóndores, guanacos, choiques, zorros colorados y grises hasta una enorme variedad de avifauna lacustre como cisnes de cuello negro, gallaretas y cauquenes. El Parque Nacional Bosques Petrificados deslumbra con troncos de hasta tres metros de diámetro y más de treinta de largo que son testimonio ineludible de un pasado lejano en donde las erupciones volcánicas sepultaron un denso bosque de araucarias ancestrales. Por su parte, el Parque Nacional Patagonia, preserva una especie exclusiva de Santa Cruz que se encuentra en peligro de extinción: el macá tobiano. Santa Cruz, posee también dos Parques Marinos Interjurisdiccionales: Isla Pingüino y Makenke. La gran estrella del primero son los pingüinos de penacho amarillo siendo esta la única colonia de acceso continental del mundo. En la Isla, también están los restos de un Faro de un siglo, hoy convertido en el ámbito reparado para los nidos de los Pingüinos de Magallanes. En tanto “Makenke” – “los nuevos” en lengua tehuelche – encierra historias de navegantes, piratas y corsarios de hace tres siglos. Extendiéndose sobre las aguas del Mar Argentino, el Parque exhibe un notable elenco faunístico; así es posible observar cauquenes, gaviotas australes, chorlos, playeros, cisnes, garzas brujas, flamencos y colonias de cormoranes imperiales y roqueros, complementados en la costa continental por la principal colonia reproductiva de cormorán gris en nuestro país.

A 12 km. de la ciudad de Ushuaia, se encuentra el Área Natural Protegida más austral y el Parque Nacional Tierra del Fuego, uno de los pocos con costa marítima. Los distintos senderos señalizados en el Parque, atraviesan bosques de coihues, lengas y guindos y develan puntos panorámicos para maravillarse con su paisaje glaciario donde alternan profundos valles ocupados por lagos, ríos y turbales.

En el Parque Nacional Lanín, en la provincia del Neuquén, el majestuoso volcán Lanín, es uno de los símbolos mundialmente reconocido de la región. La extensa zona de este Parque, incluye actividades como pesca, caza, aventura, paseos lacustres, y abarca parte importante circuito de los Siete Lagos que une la ciudad de San Martín de los Andes con Villa la Angostura pasando por lagos de desmesurada belleza. Un singular paisaje de arenas volcánicas caracteriza al Parque Nacional Laguna Blanca- entre la Ciudad de Neuquén y Aluminé- que invita al avistaje de una gran cantidad de aves. El Parque Nacional Los Arrayanes, también en Neuquén, resguarda uno de los bosques más bellos del mundo: el bosque de los Arrayanes, cuyos colores fascinan a los visitantes del mundo entero.

Uno de los más extensos parques nacionales de la Patagonia, es el Parque Nacional Nahuel Huapi a orillas del lago homónimo, que une la provincia del Neuquén con Río Negro. Desde la ciudad de San Carlos de Bariloche y desde Villa la Angostura, parten paseos lacustres que llegan a distintos puntos del parque o que se dirigen hasta la Isla Victoria. Cabalgatas a orilllas de lagos como el Mascardi o el Gutierrez, trekking y escalada en sus reconocidos cerros, permiten vivir la naturaleza patagónica en todo su esplendor.

Asimismo, existen grandes extensiones de territorio que constituyen áreas protegidas provinciales, que resguardan la biodiversidad y los recursos naturales y culturales que se encuentran allí. Se destaca especialmente el Área Natural Protegida Península Valdés, que en el año 1999 fuera declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Descubrir y visitar estos lugares es asumir el compromiso de conocerlos para protegerlos y asumirlos como uno de los mejores legados que podemos dejar a las próximas generaciones.

Para conocer más sobre Parques Nacionales CLICK AQUÍ