Turismo Histórico, Rural y Cultural en La Pampa

La Pampa, puerta de entrada a la Patagonia Argentina, es un territorio con fuerte arraigo a sus tradiciones. En este circuito – que toma aproximadamente cuatro días – proponemos un recorrido por la historia argentina acercándose a los vestigios de los indios ranqueles, una mirada sobre distintas culturas conociendo a los menonitas y, por supuesto, una visita a las estancias pampeanas que abren sus puertas al turismo permitiendo disfrutar de las actividades típicas del campo y de la exquisita gastronomía local.

El itinerario inicia en la ciudad de Santa Rosa, importante centro urbano y turístico de la provincia de La Pampa. En una visita por la ciudad se destaca el Museo Provincial de Artes, el Museo de Historia Natural, el Teatro Español y la Catedral, entre otros edificios y sitios de interés. Imposible irse de Santa Rosa sin probar los sabores que se ofrecen tanto en preparaciones tradicionales como en restaurantes de vanguardia como el internacionalmente reconocido “Pampa Roja”. La hotelería está a la altura de las altas exigencias con servicios de primer calidad y propuestas que incluyen servicios de spa.

El próximo destino por ruta provincial Nº 1 es Guatraché. Allí, la alternativa para quienes gustan de conocer otras culturas, es visitar la Colonia Menonita. Dueños de una particular forma de vida y de trabajar la tierra, alejados de las comodidades del mundo contemporáneo, los Menonitas conservan sus costumbres y tradiciones holandesas y alemanas. Llevan una vida sencilla, alejada de los más elementales signos de la modernidad. Sus principales actividades son: tambo, quesería, carpintería, metalúrgica, comercio de ramos generales, confección de prendas de vestir, elaboración de conservas, construcción de carruajes, cría de animales de corral y cultivos propios de la huerta.

La próxima posta para tomar un descanso reparador y disfrutar de una exquisita gastronomía es el Hotel Rural La Pampeana – en la localidad de Sarah – con su premiado restaurante de alta cocina. En una casona de principios del siglo XX el establecimiento ofrece alojamiento, servicios y actividades en el tranquilo entorno del campo pampeano.
Continuando el itinerario cultural, amerita una visita al “Parque Indígena Leuvucó”, ubicado a 25 kilómetros al norte de Victorica, sobre ruta provincial N° 105. Fue el centro más poblado de la región, con 8000 aborígenes aproximadamente, que vivían alrededor de la laguna Leuvucó. En el Enterratorio se encuentran los restos de quien fuera el último cacique, Mariano Rosas y un Monumento recordando la cultura Ranquel. Cada 24 de junio se celebra el “We Tripantü”, año nuevo ranquel, donde el Consejo de Lonkos de La Pampa realiza una ceremonia de “Rogativas”.
Sugerimos continuar el circuito visitando la Estancia turística La Holanda donde es posible pasar una tarde de campo, alojarse, y conocer el Museo Atelier Ortiz Echagüe, donde los visitantes son recibidos por los descendientes del pintor español y pueden deleitarse con su obra.

El itinerario culmina en la localidad de Jacinto Arauz, conocida por ser el lugar donde vivió el Dr. René Favaloro ejerciendo como médico rural. Pueden seguirse sus pasos visitando el Museo Histórico del Médico Rural Dr. René Favaloro, la clínica que creó junto a su hermano y la casa donde habitó.

En todo el circuito se destacan las Estancias agrícola ganaderas donde el visitante tendrá además la oportunidad de practicar deportes ecuestres o asistir al maravilloso espectáculo de las destrezas criollas, guitarreadas y los encuentros folklóricos típicamente pampeanos que reúnen a los paisanos al son de los atardeceres patagónicos. La gastronomía clásica es el asado criollo y las delicias camperas que acompañan las rondas de mate.